ACOMPAÑAMIENTO VOCACIONAL

“La voz de Dios es voz de espíritu que va y viene, toca el corazón y pasa; no se sabe de dónde venga o cuándo sople; de donde importa mucho estar siempre vigilante para que no venga improvisadamente y pase sin fruto” (S. J. de Calasanz)

PRIMER DISCERNIMIENTO VOCACIONAL

El primer discernimiento vocacional comienza cuando una persona -quizás como tú- siente un atractivo especial por la vida religiosa escolapia, y comienza el contacto con un miembro del Equipo de Pastoral Vocacional Calasancia o con un integrante del Equipo de Pastoral Vocacional Viceprovincial. Dicho discernimiento dura el tiempo necesario para descubrir si en ese atractivo hay una posible llamada del Señor. Acompañado y acompañante van compartiendo y clarificando juntos su experiencia. Este proceso termina con la petición de admisión al Prenoviciado o con la orientación hacia otro estado de vida.

Como has podido ver en la descripción de la etapa de discernimiento vocacional, se trata de verificar si existe la posibilidad de una llamada a la vida religiosa escolapia o es una simple ilusión.

 

 

Este discernimiento es preciso hacerlo con mucha sinceridad y apertura de corazón, primeramente al Señor Jesús, que no cesa de llamar jóvenes a su Mies, y después al acompañante vocacional. Al fin y al cabo nadie es buen juez de su propia causa. Sin duda alguna, este acompañamiento es un momento para crecer en decisiones importantes. Aquí el único que sale ganando eres tú.

Como comprenderás es un tiempo, no sólo para examinar sino también para entusiasmar y entusiasmarse por la vocación cristiana y escolapia. Sólo desde ahí se pueden comprender las opciones que supone y entender las renuncias que comporta. Como ya es sabido, ante cualquier decisión u opción de vida, vamos haciendo otro tipo de renuncias que van implícitas.

En los encuentros con el acompañante vocacional se comparten las inquietudes, dudas, certezas y se va iniciando un verdadero y serio proceso de discernimiento vocacional. A través de la lectura del Evangelio, del conocimiento del carisma escolapio y contacto con una comunidad religiosa, se te va mostrando un nuevo estilo de vida, en el cual posiblemente entregues tu vida al Señor

Este proceso se hace en la vida ordinaria. El candidato prosigue sus estudios en la preparatoria, en la universidad o bien su trabajo profesional; vive con su familia, continua integrado en una fraternidad, frecuenta sus amistades... Como puedes ver no se trata de convertirse en un ser extraño, sino de seguir siendo un cristiano que simplemente está considerando la posibilidad de ser religioso escolapio.

Después de una serie de retiros convivencias, de momentos de oración personal, de diálogos sinceros con el encargado del acompañamiento vocacional, de diálogo con los familiares y finalmente, después de un retiro personalizado para terminar el discernimiento, el joven decide si está listo para ingresar y abrazar la vida religiosa consagrada, al estilo de San José de Calasanz.

Este retiro final suele terminar con la decisión de proseguir el discernimiento vocacional de la ya experimentada y más o menos conocida vida religiosa escolapia o de optar por otra forma de vida cristiana.

Si decides continuar con tu discernimiento vocacional, tras comunicar tu decisión a familia y amigos y valorar la reacción de las personas que te quieren, deberás expresar por escrito al Viceprovincial de las Californias, P. Miguel Mascorro, tu deseo de ser admitido al Prenoviciado, que por lo general se realiza en Casa Calasanz, en la ciudad de Los Ángeles del estado de California, en Estados Unidos.

¿DÓNDE?

Los Escolapios de las Californias te ofrecemos acompañamiento vocacional, en las ciudades donde están afincadas nuestras comunidades de religiosos: Los Ángeles, en el estado de California de USA, y Ensenada, Mexicali y Tijuana, en el estado de Baja California de México.

En Los Ángeles podrán acompañarte alguno de los laicos del Equipo de Pastoral Vocacional Calasancia y/o el P. Roberto Morales.
Contacto:
Tels.: 323- 269 2637
y 323- 535 4572
E-mail: vocaciones@escolapios.us

En Tijuana te acompañarán Fernando García o el P. Martín Madero.
Contacto:
Tel.: +52 -664-634.56.05
E-mail: comunicacion@escolapios.us
O personalmente en la Pquia. de Fátima.

En Mexicali te podrá acompañar el P. Daniel Velázquez.
Contacto:
Tel.: + 52 -686- 555.19.79
E-mail: comunicacion@escolapios.us
O personalmente en la Casa escolapia

En Ensenada te podrá acompañar el P. Pedro Lucía.
Contacto:
Tel.: +52 -646- 178.62.60
E-mail: comunicacion@escolapios.us
O personalmente en la Iglesia de Piedra o en la Capilla de María Madre de Dios.

En Los Ángeles y en Tijuana, las muchachas también podrán tener acompañamiento vocacional de parte de una Hermana escolapia.

¿CUÁNDO?

Para iniciar el primer discernimiento, antes habrás participado de uno o más Retiros Vocacionales junto a nosotros. Luego, analizamos conjuntamente la existencia de una serie de signos que, de una manera o de otra, deben darse en quien se cree llamado.

Entre ellos, te podemos enumerar:

• Sentimiento o consciencia de estar percibiendo una llamada de Dios
• Deseo de conocer la espiritualidad y la vida religiosa escolapia
• Manifestaciones de una fe viva, personalizada, compartida.
• Compromisos concretos en servicios, voluntariados, movimientos...
• Capacidad de vivir en grupo.
• Deseo de dar la vida con generosidad a la manera escolapia
• Deseos de crear una sociedad mejor a través de la educación
• Sensibilidad antes los pobres y marginados de nuestro alrededor

A partir de la existencia de estos signos, se inicia una serie de encuentros regulares con un acompañante vocacional.

© Padres Escolapios / Piarist Fathers: Viceprovincia de las Californias.