OPCIÓN FUNDAMENTAL
Si la opción fundamental del cristiano es el amor a Dios manifestado en el amor al prójimo, la cuestión ahora es intentar especificar los contenidos de ese amor para que pueda ser catalogado como propiamente evangélico.
LAS VOCES DE LA ALIANZA
Desde antiguo, Israel se sintió buscado, querido y elegido por Dios. Por eso fue necesario que surgieran hombres valientes, que recordaran a Israel, que la Promesa no era un privilegio, sino una vocación; que señalaran que esa viña de Dios, que era el pueblo, no sólo no estaba dando buen fruto, sino que estaba produciendo maldad y muerte, y que eso no era lo que Dios quería ni lo que esperaba…
LA ESPERA DE SIMEÓN
La historia de Simeón es la historia de todos nosotros. La relación con Dios siempre es una historia de espera, la historia de un aguardar la alegría, confiando en las promesas. Lo cierto es que no nos resulta fácil hallar a Dios...
LA CREACIÓN Y LA PROMESA
En el desierto Dios se enamoró de Israel e hizo alianza con su pueblo: "Yo seré su Dios y ustedes serán mi pueblo". Vivimos hoy en otro tiempo, pero también nosotros sabemos de esclavitudes y divisiones en nuestro entorno social.
EL SEÑOR RESUCITÓ
¡ALELUYA! No busquen entre los muertos al que ¡Vive! Por todo Jerusalén sólo había rumores, gritos, el ir y venir de la gente en la Fiesta de la Cosecha y el eco de la predicación de unos hombres, que parecían borrachos, en pleno día…
DIOS SALIÓ AL ENCUENTRO
Cuando hablamos de buscar a Dios, siempre nos creemos protagonistas. Suponemos que la búsqueda de Dios es una aventura fascinante y que somos nosotros, los que lo estamos arriesgando todo por encontrarlo. Pero a Dios no se le busca, a Dios se le espera, porque...
A DIOS SE LE EXPERIMENTA
Una de las grandes dificultades que tenemos los hombres y las mujeres de hoy para descubrir y dejarnos encontrar por Dios es la manera como nos acercamos a la realidad. Por influencia de la ciencia, que nos han hecho creer que “realidad” es sólo lo que podemos captar con los sentidos…
EL DIOS DE JESÚS
Al decir Dios, solemos pensar en una cierta idea muy difícil de concretar y de expresar. Esta idea cambia mucho de acuerdo a las personas y de acuerdo…
¿QUIÉN SOY YO?
Ahora, me encuentro con que tengo que hacerme un poco más responsable de cada uno de mis actos y asumir la vida desde otra perspectiva: quizá con más seriedad. Pero para ello, tengo que investigar qué pasa dentro de mí, cuál es mi verdadera identidad…
A LA ESPERA DE DIOS
A Dios hay que esperarlo. Como al amor más grande, como al más maravilloso de los amigos, como a la persona amada que partió para un país lejano y prometió volver, así hay que esperar a Dios.
© Padres Escolapios / Piarist Fathers: Viceprovincia de las Californias.