¿CREEMOS EN JESÚS?
Jesús es la clave, el fundamento y la fuente de todo lo que somos, decimos y hacemos. ¿Quién es hoy Jesús para los cristianos? Si en las comunidades cristianas dejamos apagar nuestra fe en Jesús, perderemos nuestra identidad.
ABRIRNOS AL MISTERIO DE DIOS
Jesús nos invita a construir con todos sus hijos e hijas un mundo más humano y fraterno, más justo y solidario, buscando una vida más justa y digna para todos empezando por sus hijos más pobres, indefensos y necesitados.
LA PAZ EN LA IGLESIA
Jesús desea que capten bien lo que significará para ellos el Espíritu de la verdad y Defensor de su comunidad: «Os estoy dejando la paz; os estoy dando la paz». No solo les desea la paz. Les regala su paz. Si viven guiados por el Espíritu, recordando y guardando sus palabras, conocerán la paz.
EL OTRO HIJO
Así como en la parábola del "hijo pródigo", el hijo mayor nunca se ha marchado pero su corazón está lejos, cumple mandamientos pero no sabe amar. Mientras nosotros seguimos clasificando a sus hijos, Dios nos sigue esperando a todos, pues Dios es Padre de todos.
¿DÓNDE ESTAMOS NOSOTROS?
Jesús no piensa en un Dios «justiciero» que va castigando a sus hijos e hijas repartiendo aquí o allá enfermedades, accidentes o desgracias, como respuesta a sus pecados. Es en la solidaridad con las víctimas como nos muestra uno de los caminos para luchar a favor de la dignidad con el amor en Dios en nuestro corazón.
EN EL MARCO DEL DESIERTO
En ninguna parte se puede escuchar mejor que en el desierto la llamada de Dios a cambiar el mundo. Por eso, algunos profetas añoraban tanto el desierto, símbolo de una vida más sencilla y mejor enraizada en lo esencial.
NADA DE ESO ENTRE NOSOTROS
Son la ambición de poder, el rango alto, la búsqueda de honores y protagonismos interesados los que rompen siempre la comunión de la comunidad cristiana. El ejemplo mejor y más admirable que nos da Jesús es la disponibilidad, el servicio y la ayuda a los demás.
No dejar de ver al profeta
Jesús se siente «despreciado»: los suyos no le aceptan como portador del mensaje y de la salvación de Dios. Se han hecho una idea de su vecino Jesús y se resisten a abrirse al misterio que se encierra en su persona.
CELEBREMOS MISA
Hoy todo parece oponerse a la reforma de la misa. Sin embargo, celebrarla cada vez será más necesaria si la Iglesia quiere vivir del contacto vital con Jesucristo.
SEGUIR A JESÚS
Ser cristiano no es aprender doctrinas, sino seguirle a Jesús en su proyecto de vida.
© Padres Escolapios / Piarist Fathers: Viceprovincia de las Californias.