MISIONES EN TIJUANA 2013

Una experiencia de ¡SERVICIO!!!
en el ejido Lázaro Cárdenas

 


Mi nombre es Eloísa Vilches y como maestra durante los últimos 6 años en la diócesis de San Diego, siempre había motivado a mis estudiantes a realizar diferentes actividades para recaudar fondos a beneficio de las misiones, pero NUNCA había tenido la oportunidad de realmente vivir la experiencia de misionar en algún lugar durante una Semana Santa… Fue toda una “Diosidencia” y una gran bendición para mi, el que los hermanos escolapios me dieran esta oportunidad.

Mi experiencia la puedo resumir en una palabra: SERVICIO. La comunidad que conforma la Capilla de la Inmaculada Concepción, tiene por párroco al P. James Hagan, un sacerdote que da testimonio de SERVICIO en todo el sentido de la palabra y da ejemplo de vida sencilla y austera.

 

Los misioneros en casa de la familia Carreón
quienes los invitaron a comer. Eloísa es la
primera de pie, comenzando por la izquierda. 

 

Tuvimos la oportunidad de visitar una de sus obras: el Instituto CANOA (Centro Asistencia para Niños con Otras Aptitudes) en donde lo que más me llamó la atención fue ver la dedicación y alegría de la gente que trabaja dándoles terapia física a los niños y adultos que lo requieran. Algunos tuvimos la oportunidad de aprender un poquito a dar un masaje de rehabilitación, ayudar a algunas tareas como barrer, o lo que se les ofreciera en el momento… Se me hizo muy motivador un comentario, que escuché de una de las personas que trabaja ahí, acerca de nosotros: “Otros grupos vienen, hacen un canto y se van; qué bueno que ellos vinieron a ayudar un poco”. Y gente como el señor Memo, que aun cuando se encuentra imposibilitado de caminar, ayuda a otros con su terapia y sobre todo les transmite ese deseo de seguir adelante con la ayuda de Dios.

También fue grato que los del grupo de jóvenes estuvieron dispuestos a realizar las visitas, organizar el Viacrucis, ayudar en la huerta del Padre, limpiar la Iglesia. En fin… siento que gracias a la participación de los jóvenes las diferentes celebraciones tuvieron un mensaje significativo para toda la comunidad. En la celebración de Jueves Santo, por ejemplo, como parte de la Homilía, se organizó que los jóvenes hicieran una pequeña representación de aquellas virtudes que implicaban lo que hace Jesús al lavarles los pies a sus discípulos. Cada uno de ellos iba mostrando una virtud y rompiendo aquello que iba en contra, y después de eso, cada uno de los jóvenes pasó a limpiarle los pies (zapatos) a alguna persona dándole un abrazo fraterno. Tanto para los jóvenes como para las personas de la comunidad, pienso que fue una experiencia reveladora: “Sus Jóvenes están al servicio de Dios y de su Iglesia”

Asimismo, dentro de esa comunidad los adultos son gente trabajadora, generosa y de mucha fe. Fue grato convivir con las diferentes familias que nos proporcionaron los alimentos; su alegría y sentido del humor en verdad son contagiosos. Y su fe sencilla y transparente.

Los niños de esa comunidad también respondieron con alegría y entusiasmo el día que lo dedicamos a ellos. En todos los temas y actividades que realizamos se les veía en sus caritas el deseo de conocer más de Dios, compartirlo y divertirse.

Por mi parte, aunque ayudamos en todo lo que se nos requería y las personas estaban muy agradecidas por ello, siento que fue más lo que ellos me ayudaron y brindaron: su testimonio de alegría de un Dios Vivo y presente en sus vidas.

Ruego a Dios porque esa comunidad del Ejido Lázaro Cárdenas, tanto a quienes conocimos como a los que no, siga creciendo en su fe y amor… porque gente como ella hace la diferencia….

Y agradezco infinitamente a mis compañeros misioneros: Toño, Paloma, Atzayali, Jessica, Azael y el Hno. Federico por haberme permitido ser parte de ellos y vivir esta aventura de MISIONAR…

 

 

Eloísa Vilches
Misionera de Tijuana en la capilla diocesana “Inmaculada Concepción”,
del Ejido Lazáro Cardenas.
Marzo/2013

 

 

• Disfruta fotos de las Misiones en el ejido Lázaro Cárdenas de Tijuana, BC.

© Padres Escolapios / Piarist Fathers: Viceprovincia de las Californias.