MISIONES EN TIJUANA 2013
“Testigos de la luz”

 


-¿Te acuerdas de mí?, pregunté.
-Sí –contestó- eres el muchacho que me contó la historia de un pintor.

La historia es lo de menos (Océano Mar, Alessandro Baricco), aunque la novela de verdad me impactó, tanto que decidí compartirla cuando tuve la oportunidad, a una niña que necesitaba escuchar una historia, diferente a su realidad. En ella un pintor pinta el mar con agua de Mar.

Me pareció poético, no hay nada más perfecto para representar algo que su misma esencia.

¿Qué mejor para entender el amor que amando? ¿Qué mejor para entender el perdón que perdonando? ¿Qué mejor para pintar el mar que la misma agua de mar? Solo el que pinta, ama o perdona lo entiende.

Es tan delgada la línea que tenemos como seres humanos para trascender en la vida de los demás, pero somos inconscientes (la mayor parte del tiempo) de ello. Aquello que nosotros consideramos un tesoro aprendido es también la posibilidad de convertirse en un tesoro para los demás. Ahí está la magia.

Misiones es siempre la oportunidad idónea para compartir nuestro tesoro personal y para conocer el del otro. Tijuana se presta para que esto pueda darse. Siempre me ha parecido un lugar idóneo para meditar y hacer consciencia de las diferentes realidades que existen en nuestro país.

 

Mario Maya prepara con los niños una lectura
bíblica para representarla.


Pero, ¡qué tesoro más grande que la experiencia de Dios en nuestras vidas!, y ¡qué mejor época para compartirlo que la Semana Santa! Aquello que nos ha asombrado a nosotros puede también asombrar a los demás, y es nuestra obligación compartirlo. Nadie ama sin sentirse amado, esa es la realidad y eso es algo que debe compartirse sin confundirse. No somos la luz, somos testigos de la Luz, y eso es un honor y un privilegio.

La luz nos permite ver, pero también en eso existe poesía, y en esta ocasión aprendí e interiorice tres formas distintas de mirar al otro. A los ojos, como un igual, como Jesús mira a todos sus hermanos, desde abajo, como un servidor, como al momento de lavar los pies a sus discípulos, y desde arriba, desde la cruz, perdonando, y amando al mismo tiempo.

Si miras a los ojos te descubres en los otros, si miras desde abajo lo descubres a él, y si tienes la bendición de ver desde arriba descubrirás lo bello qué es vivir por los demás.

Tijuana es una ciudad que me ha dejado mucho, muchos tesoros he guardado, y aunque sea con letras (como un comienzo) pretendo compartírtelo.

Nunca pierdas tu capacidad de asombro, con poca gente se pueden lograr cosas importantes. Se necesita Fe, lo demás es complemento. Recuerda siempre que en lo sencillo está la grandeza, los mejores amigos los encontrarás allí. Y sobre todo recuerda, si sigues a Cristo tendrás una vida digna, y compartirás dignidad a los otros (las sonrisas vienen por añadidura).

Javier, Ángeles, Carlos, Martha, Sócrates, Samantha y yo compartimos un poco de nuestros tesoros con los niños y adultos de la colonia, y de nuevo nos vamos con mucho más de lo que nosotros ofrecimos. Misiones te enriquece como ser humano y como creyente, y te sensibiliza para con los demás.

Agradezco también a la Comunidad escolapia de Tijuana por el trabajo constante que realiza, al HOCATI mi segunda casa, y a los amigos que comparten sonrisas aunque sus ojos no quieran reír.

Después de cinco años como misionero no me queda nada más que agregar el honor que siento de ser parte de la comunidad de Laicos de la Escuela Pía. Tengo plena consciencia de que lo vivido, aprendido y compartido durante estos años guiará mi camino, de la misma manera que guiará el de mis compañeros.
Todo vuelve al origen y desde el origen, donde conocí a fondo el carisma escolapio, tuve la bendición de misionar por última ocasión antes de seguir otro camino.

Para ti, que me lees, mis letras y los frutos de nuestro trabajo. No para que los observes, sino para que los continúes, que aún queda mucho mar por pintar.

Mi vida y mi pluma para Él, siempre.

 


Mario Maya
Misionero de Ensenada en la Pquia. de Fátima de la
colonia México de Tijuana
Marzo/2013

 


• Disfruta fotos de las Misiones en Tijuana, BC.

© Padres Escolapios / Piarist Fathers: Viceprovincia de las Californias.